Síndrome de desgaste profesional: Burnout

El síndrome de desgaste profesional; también conocido como síndrome de Burnout, de estar quemado, de desmoralización o de agotamiento emocional – profesional; ¿Qué es?, ¿Es más que un estrés laboral?

Vamos a descubrirlo, a continuación.

Contenido

  1. Qué es el síndrome de desgaste profesional.
    • Diferencia entre estrés laboral y síndrome de desgaste profesional.
    • Entornos laborales donde se dan más casos de este síndrome.
  2. Etapas de desarrollo del síndrome de desgaste profesional.
    • Factores personales que influyen en el desarrollo de este síndrome.
  3. Cómo detectar la presencia del síndrome de desgaste profesional.
  4. Cómo actuar ante la presencia de este síndrome.

Síndrome de desgaste profesional: Burnout

#1 Qué es el síndrome de desgaste profesional

El estrés en sí mismo es una respuesta natural del cuerpo. Sin embargo, en algún punto se vuelve perjudicial para la salud. Y ¿Cómo así ocurre esto?

Esto sucede cuando un estresor (evento o situación percibido como amenazante) produce un conjunto de reacciones en el cuerpo y en la mente de la persona que está viviendo aquella situación; reacciones tales como palpitaciones, sudoración de las manos, miedo, nerviosismo, etc. Una o más de las manifestaciones mencionadas anteriormente se producen con el propósito de preparar a la persona para actuar. Y a todo este proceso se le denomina Estrés.

Pero recordemos que esto es natural; por lo que, no existe persona que no haya tenido estrés en algún momento de su vida.

De igual modo, este proceso refleja que hay una relación directa de causa y efecto entre el estresor (causa) y el estrés (efecto). Siendo un estresor muy común «las demandas del trabajo».

Ahora bien, cuando la persona controla adecuadamente el estrés, este último no solo le permite defenderse ante lo que está experimentando sino que también le permite obtener mejores resultados. En este escenario, el estrés recibe el nombre de euestrés.

Por el contrario, cuando el estrés es prolongado puede volverse crónico e incapacitante, convirtiéndose así en distrés. Y cuando el daño ocasionado por el distrés se da, afecta el funcionamiento físico y, además, propicia la manifestación de comportamientos imprudentes, autodestructivos, inestabilidad emocional y actos violentos.

Entonces, cuando el estrés ocasionado por las demandas del trabajo se vuelve crónico; ahí estamos hablando de Síndrome de desgaste profesional o Burnout.

Dicho esto, ¿Estrés laboral es lo mismo que síndrome de desgaste profesional?

»Diferencia entre estrés laboral y síndrome de desgaste profesional

Por una parte, el estrés laboral es aquel que se produce debido a la excesiva demanda en el entorno de trabajo; tal vez como consecuencia del desequilibrio entre las exigencias y la capacidad (o recurso) disponible para hacer frente a esas exigencias con eficiencia.

Por otra parte, el síndrome de desgaste profesional es el resultado de un estado crónico de estrés laboral; donde a pesar de los intentos por manejar la presión, ésta termina por sobrepasar a la persona.

Y aunque el síndrome de desgaste profesional no está considerado como una enfermedad, sí afecta la salud; con un severo impacto negativo en el aspecto físico, psicoemocional y social.

»Entornos laborales donde se dan más casos de este síndrome

Este síndrome se evidencia principalmente en los trabajos que se centran tanto en la prestación de servicios como en la atención a los usuarios; ya sean estos clientes, pacientes o público en general.

#2 Etapas de desarrollo del síndrome de desgaste profesional

El síndrome de Burnout o de desgaste profesional también es un proceso, pudiendo identificarse hasta cuatro etapas de evolución; que por supuesto no necesariamente guardan un orden en su aparición.

☛Primera etapa: Leve

Presencia de síntomas físicos, vagos e inespecíficos. Esto hace que la persona afectada se vuelva poco operativa y tenga un menor rendimiento laboral.

☛Segunda etapa: Moderada

Presencia de insomnio, déficit en la atención y desconcentración. De igual manera, surge la tendencia a la automedicación.

☛Tercera etapa: Grave

Se produce mayor ausentismo laboral, con aversión por las tareas, cinismo, abuso de alcohol y psicofármacos.

☛Cuarta etapa: Extrema

Destaca el aislamiento, la crisis existencial, la depresión crónica e inclusive, el riesgo de suicidio.

No obstante, es importante enfatizar que no todas las personas que trabajan sufren de estrés laboral, y no todas las personas que tienen estrés laboral desarrollan la condición crónica llamada síndrome de desgaste profesional o Burnout. El motivo puede hallarse en los factores personales.

»Factores personales que influyen en el desarrollo de este síndrome

Las personas que presentan los siguientes rasgos, condiciones y conductas son más susceptibles a desarrollar el síndrome de desgaste profesional. Pero, por favor, recuerda que esta lista no es determinante ni pretende hacer una evaluación. Solo se trata de factores personales que pueden influir en la formación de este síndrome.

Estos son:

  • Un alto grado de auto exigencia.
  • Baja tolerancia al fracaso.
  • Perfeccionismo extremo.
  • Necesidad de controlarlo todo en todo momento.
  • El deseo de destacar y obtener resultados brillantes.
  • Sentimiento de indispensabilidad laboral.
  • Dificultad para trabajar en equipo.
  • Gran implicación en el trabajo.
  • Pocos intereses y relaciones personales al margen del trabajo.
  • Idealismo.
  • Sensibilidad.

Ten en cuenta que es constructivo saber para tomar cartas en el asunto desde el conocimiento; siendo amables, colaboradores y pacientes con nosotros mismos.

De igual modo, también hay factores relacionados con el puesto de trabajo y el ambiente laboral que, ciertamente, pueden influir en el desarrollo del síndrome de desgaste profesional; de ser considerados estos como fuente de estrés. Así tenemos:

  • Características del puesto.
  • Horario, volumen y ritmo de trabajo.
  • Expectativas profesionales.
  • Responsabilidades dentro de la entidad.
  • Clima laboral y relaciones interpersonales.
  • Estructura y objetivos de la empresa.
  • Relación entre la vida familiar y la vida laboral.

#3 Cómo detectar la presencia del síndrome de Burnout

En el síndrome de desgaste profesional o Burnout se presentan varios síntomas psicosomáticos, emocionales y conductuales; que se combinan entre sí perjudicando la salud.

Dentro de estos síntomas, se pueden mencionar:

  • Dolores musculares comúnmente ubicados en cuello y espalda.
  • Resfriados frecuentes.
  • Desorientación.
  • Frustración.
  • Apatía.
  • Tono de voz elevado.
  • Enfado.
  • Ausentismo laboral, etc.

Sin embargo, hay tres síntomas que son resaltantes y evidentes en este síndrome:

☛Agotamiento físico y psicoemocional

Se refiere a un cansancio y fatiga física, mental o una combinación de ambos; teniendo la sensación de no poder dar más de sí mismo(a).

☛Sentimientos, actitudes y respuestas negativas hacia los demás y el propio trabajo

Estos se acompañan de un aumento en la irritabilidad y en la pérdida de motivación.

La persona progresivamente busca distanciarse; mostrándose cínica, irritable e irónica. Incluso, puede llegar a emplear etiquetas despectivas para referirse a clientes o pacientes; culpándolos de sus frustraciones y del decaimiento en su rendimiento laboral.

☛Sentimiento de falta de realización profesional y/o personal

Se experimentan sentimientos de fracaso personal así como dudas acerca de las propias competencias, esfuerzos y conocimientos. Aquí también surgen las carencias de proyecciones a futuro en el trabajo y se puede llegar hasta una insatisfacción generalizada.

En efecto, cuando una persona desarrolla el síndrome de Burnout se produce la negación de todo lo positivo e importante que en algún momento pudo significar el trabajo para él o ella. Entonces, a medida que se acentúan los síntomas; la persona pasa por el estancamiento, la frustración y la apatía; para luego caer en el distanciamiento y la insatisfacción generalizada, que no es menos que llegar a la etapa de estar quemado.

#4 Cómo actuar ante la presencia de este síndrome

Debido a que el síndrome de desgaste profesional afecta la vida de manera altamente considerable; es fundamental que la intervención incluya un abordaje tanto a nivel personal como laboral.

En el ámbito personal

  • Desarrollar flexibilidad de pensamiento y, también, ante los cambios.
  • Buscar un equilibrio saludable entre la vida familiar y laboral.
  • Realizar sencillos ejercicios de relajación.
  • Practicar alguna actividad física y/o recreativa.
  • Tener un sueño reparador.
  • Alimentarse sanamente.
  • Darse cuenta a tiempo y permitirse pedir ayuda.

En el ámbito laboral

  • Aplicar la comunicación eficiente.
  • Mantener un clima laboral apropiado.

☙∴❧

Espero que esta información sea de utilidad para ti. Si deseas conocer más sobre el estrés te invito a revisar el artículo El estrés explicado al detalle. Pero si realmente deseas profundizar en este tópico, entonces te invito a llevar el Programa formativo «Acerca del Estrés». Este programa es libre y puedes empezar en el momento que gustes. Para ver el contenido y revisar las publicaciones solo haz clic AQUÍ.

Recuerda que no estás solo(a), hay gente que te puede apoyar si tú se lo permites. Pide ayuda en el momento oportuno; a familiares, amistades, consejeros o profesionales que tú sientas te puedan brindar el apoyo que necesitas para restablecerte.

El ESTRÉS es una respuesta natural del cuerpo. El estrés CRÓNICO, no. EVÍTALO, manejando adecuadamente tu estrés.

Hasta la próxima.

Muchas gracias.

Cultivando una Mente en Calma / Viesantore.
Buen vivir es vivir saludable.


✯Si te agrada el trabajo que se viene realizando, por favor, comenta en la casilla de comentarios y/o comparte en tus redes sociales. Con tu apoyo se podrá llegar a más personas. Muchas gracias de antemano.

Reconocimiento.- Los recursos gráficos empleados en este artículo son de la autoría de Storyset y han sido descargados de la plataforma de Freepik.

Deja una respuesta